Cómo ser un buen líder: 10 Consejos para aprender a liderar

como ser un buen lider

Director, presidente, jefe, entrenador, capitán. ¿Estos términos te traen a la mente ejemplos de liderazgo? Pues nada más alejado de la realidad. Hoy en día hay miles de profesionales en el mundo laboral, donde se necesita gente que inspire, que muestre la dirección de las acciones a tomar y, que sepa como motivar. Pero, ¿qué cualidades debe tener un buen líder? ¿Quieres convertirte en uno y no sabes por dónde empezar?

Cómo ser un buen líder

Aquí te traemos 10 cosas que puedes hacer para convertirte en un gran líder y llevar a tu equipo al éxito.


Ten empatía por los demás

¿Por dónde deberías empezar? Lo más importante que hay que aprender para guiar bien a los demás es la empatía, especialmente la cognitiva. Un buen líder es aquel que puede mirar a través de los ojos de aquellos a los que dirige. Conoce bien sus situaciones, sentimientos y expectativas.

Un buen líder, es sin duda, una persona que ha trabajado en una empresa o industria durante mucho tiempo y sabe cuáles son sus necesidades, mucho mejor si ha experimentado trabajando en los puestos de las personas a las que ahora dirige, porque conocerá sus necesidades, problemas y expectativas y entenderá los errores que ellos pudieran cometer.


Sé justo con tu equipo

Un rasgo esencial de un líder ideal es la justicia, algo en lo que muchas personas son especialmente sensibles. Muchos en la escuela, la universidad o el trabajo no hemos sentido tratados de manera injusta algunas veces y sabemos lo frustrante que esto puede llegar a ser. Si tu equipo piensa que eres injusto, se alejaran de ti rápidamente.

¿Ser justo significa tratar a todos de manera igualitaria? ¡No solo eso! También se trata de ti. Si cometes un error, no tengas miedo de admitirlo. No admitir tus propios errores te distanciará de tus colegas. Si admites tus errores ellos lo entenderán y te acercaras más a ellos. Verán en ti un reflejo de sí mismos. Tal comportamiento a los ojos de un empleado es una prueba de tu honestidad.


Ten reglas claras de comunicación

Unas de las habilidades que tú como líder debes desarrollar constantemente es la comunicación con tu equipo. Un buen líder tiene que mostrar cuidado para que la información fluya sin problemas. Aprende a hablar no solo con claridad y comprensión, sino también a escuchar a tus colegas. Esto te ayudara a evitar malentendidos que puedan llevar a un conflicto. Sin embargo, si nota signos de enfrentamientos en el equipo, reacciona inmediatamente. Recuerda que incluso el más mínimo fallo en la comunicación tiene un impacto negativo en todo el proyecto.

Actualmente hay muchos cursos para desarrollar habilidades de comunicación. Puedes iniciar un curso de oratoria, también otro de psicología y comportamiento humano. Sin embargo, no te obsesiones con llegar a nivel experto. Las habilidades en este campo están moldeadas por la experiencia adquirida a lo largo de los años.


Acepta cambios en equipo

Cada uno de  nosotros quiere y necesita cambios, por supuesto, para mejor, el papel del líder es mostrar a los demás como hacerlo. Muy a menudo miramos solo desde nuestra propia perspectiva y olvidamos que el cambio no solo se refiere a los demás sino también a nosotros mismos. Si hay cosas que te molestan, ralentizaran al equipo y dificultará la comunicación. Intenta hacer cambios, necesariamente en consulta con todos los miembros del equipo. Sin embargo antes de empezar a exigir cambios a los demás, asegúrate de no cometer los mismos errores tú mismo.


Toma decisiones independientes

Una de tus principales tareas como líder es tomar decisiones. ¿Por qué? Ninguna empresa puede funcionar sin un proceso de toma de decisiones sin complicaciones. Cualquier vacilación se traduce en estancamiento. La forma adecuada de tomar una decisión debe basarse en la independencia. Debes estar listo para ser una persona que propone ideas y toma decisiones de manera independiente. La constante incertidumbre y la consulta de cada decisión harán que tu equipo se sienta inseguro. Los empleados deben sentir que cuentan con el apoyo de su jefe, que pueden acercarse a él o a ella con cualquier duda que resuelva inmediatamente. No siempre es una tarea fácil. La tolerancia al estrés y la capacidad de hacer frente a situaciones imprevistas es algo para lo que debes estar preparado en tu trabajo diario.

La gente algunas veces necesita que alguien tome decisiones por ellos. Esto puede ocurrir cuando un empleado siente que sus conocimientos o experiencia son insuficientes, o simplemente no quiera asumir tanta responsabilidad. El equipo espera responsabilidad del líder.


Ten una actitud motivadora

Motivación, una palabra muy de moda en estos días. No importa cuál sea tu actitud hacia los miles de videos motivacionales en You Tube, tienes que apreciar el valor de la motivación en tu trabajo.

La motivación del equipo es esencial para que su trabajo sea efectivo. “un empleado no es igual a un esclavo”, la motivación correcta hace que la voluntad de trabajar de frutos en la vida cotidiana. Un empleado motivado es un empleado que lucha persistentemente con las dificultades y esta dispuesto a aprender cosas nuevas.


Sé tú mismo

Unas de las características de un buen líder es la naturalidad, algo que es muy importante. No crees la imagen de alguien que no eres, ¡solo sé tú mismo! En las relaciones cotidianas, esta actitud siempre es la mejor. Por otra parte si tomas la actitud de un dictador, no esperes demasiada cordialidad de tus colegas.

Si el consejo anterior no te convence, puede que este sí:

El comportamiento natural es importante, pero los mejores líderes saben al mismo tiempo que todos sus movimientos son observados. Hay que dar el ejemplo hasta en las cosas más pequeñas (no llegar tarde al trabajo, ser comunicativo, organizar el lugar de trabajo adecuadamente, etc.). Un buen líder tiene que poner en práctica lo que requiere de los demás.


Aprende a crear estrategias

Es importante tener una estrategia. La preparación rápida de una estrategia efectiva es una habilidad que es laboriosa y toma años aprender. Recuerda, sin embargo, que la preparación de cada estrategia posterior te acerca a la perfección.

La clave del éxito es la comprensión de las causas y los efectos de ciertas acciones, la estimación hábil y la anticipación. Esto asegurara la consistencia de tu visión y aumentara tus posibilidades de éxito.


Haz las cosas por convicción

El proverbio anterior de que un empleado no es un esclavo se aplica también aquí. Tú eres la primera persona que debe tener plena confianza en la corrección de la acción tomada. Porque si no crees en lo que haces, ¿Cómo quieres hacer que otros crean en ello? ¿Cómo motivas al equipo para que actúe? Nada influye tanto como la verdadera pasión por el trabajo, el compromiso que otros ven y quieren imitar. Por supuesto, la preparación de una estrategia se basa en gran medida en el consenso, pero recuerda que tú serás el responsable de su aplicación.


Usa tu intuición

Algunas cosas no han cambiado a pesar de la evolución humana. Usa tus instintos y no tengas miedo de actuar según tu intuición, basarse únicamente en el conocimiento, la orientación de los expertos y un enfoque puramente racional no lo es todo. No tengas miedo de seguir tu intuición cuando desarrolles nuevas ideas y pongas en práctica tus visiones. Solo la confianza en ti mismo y el coraje te permitirán superar todos los obstáculos y llevar tus habilidades a la cima para convertirte en un buen líder.

Deja un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente