11 Técnicas para hablar en público

tecnicas para hablar en publico

La comunicación durante un discurso público puede  ser en apariencia diferente a la de una conversación normal con una persona. Podemos suponer que es más unilateral, pero esa suposición es un error básico que muchos cometen. El arte de hablar en público significa que debes conectar con tu audiencia e involucrarla en el discurso, en pocas palabras, hacer que se comprometan con el mensaje que estás dando.

Las siguientes técnicas para hablar en público están basadas en principios psicológicos que podemos usar y practicar regularmente para mejorar nuestras habilidades en oratoria:


Aprende a manejar los pensamientos y las emociones

Vale la pena procesar lo que tienes dentro de dos formas, la primera es como afecta tu actitud. Pregúntate a ti mismo si tus pensamientos y emociones y la manera en la que lidias con ellos te ayudaran o más bien te limitaran. La segunda forma es, imaginarte cómo te verán los demás. Las emociones con las que entras a un escenario pueden ser vistas y oídas de inmediato. Tienes que ser un buen actor para ocultar lo que realmente sientes. En vez de concéntrate en tus emociones, intenta trabajar en una forma de describir situaciones y personas. Piensa detenidamente en tu audiencia incluso antes de pararte frente a ella. En lugar de imaginar a un grupo de personas negativas y amenazantes, es mejor pensar en ellos como si fueran tus amigos. También son personas como tú, con emociones, necesidades y deseos similares.


Habla, pregunta y escucha

Hablar en público está asociado con dar un mensaje a los demás, pero no olvides que lo más importante no solo es hacer llegar el mensaje al destinatario, sino que también el destinatario sienta curiosidad por el mensaje. Los mejores oradores no sólo se expresan sino que también hacen preguntas, se dirigen a su audiencia, comentan sus reacciones, escuchan, observan y están en el aquí y el ahora para poder reaccionar a lo que está sucediendo.


Gánate la simpatía y la confianza de la audiencia

Trata de ganarte la simpatía y la confianza de tu audiencia a través de una actitud amable, abierta y honesta. Una audiencia que confía en ti y simpatiza con tu discurso te garantiza el cincuenta por ciento de éxito. El otro cincuenta por ciento lo aporta tu credibilidad y eso incluye la experiencia, un amplio conocimiento del tema y un enfoque profesional. Tal combinación hará que tengas una actitud positiva y segura.


Sé un líder
Dominar las técnicas de hablar en público requiere mucho coraje y una capacidad para hacer frente al estrés, pero también para tomar el control. Cuando estas en un auditorio o haciendo una presentación, eres el líder, eres el que dirige la reunión, hablas, votas y fomentas la participación, eres el director de lo que sucede a lo largo de tu presentación. Esto requiere que asumas la responsabilidad. No importa con que público hables o si tu jefe está dentro del público, en el momento en que estás sobre el escenario, eres el líder y una actitud confiada, abierta, natural y positiva será la clave del éxito.


Mantén la calma y la compostura

Asegúrate de que el mensaje que envíes a tu audiencia, ya sea en palabras o en lenguaje corporal y apariencia, hable por si sólo: “Estoy tranquilo, me siento confiado y bien en este lugar”. Tu calma y compostura se traduce en la confianza que tienes de que sabes lo que estás diciendo y lo seguro que estas de tus conocimientos.


Ten un objetivo claro

Antes de comenzar una presentación o preferiblemente antes de empezar a desarrollarla y prepararte para ella, pregúntate qué esperas de ella, cuál es su objetivo y como afectara a tu audiencia. Añadiré que si la respuesta es, por ejemplo, presentar un resumen anual, vale la pena tener cuidado de que no sea un contenido aburrido y sin emociones. Por supuesto, hay situaciones excepcionales en las que tendremos que proporcionar información difícil y en donde no hay cabida para momentos divertidos.


Actúa con naturalidad

Sé tú mismo, ese es uno de los tips para hablar en público que puede parecerte trivial. Sin embargo, aunque ante los demás siempre estamos dispuestos a admitir que somos nosotros mismos y que nos gustamos tal como somos, a menudo se trata de un mero fingimiento de un cierto personaje en consonancia con lo que debe mostrarse, lo que debe hacerse y como queremos ser percibidos. Actuar con naturalidad al momento de hablar en público es difícil, porque requiere aceptar quien y que eres, hacer frente a la evaluación del público y manejar el estrés. Sin embargo, sólo la naturalidad acompañada de una muy buena preparación asegurará los mejores resultados.


Trata los errores como una parte natural del discurso

Si no estás seguro de algo, no temas decirlo, si te pierdes, di te perdiste y vuelve al punto correcto. Si cometes un error, un lapsus, un viaje, tienes una gran oportunidad de ganarte la simpatía del público… supongo que a nadie le gustan los ideales, depende de tu reacción ante una situación aparentemente difícil si aprovechas la oportunidad.


Sé preciso

Tan simple como eso. Comunica lo que quieres decir claramente y con las palabras más legibles posibles, no intentes ser demasiado guay o demasiado elocuente, puede llevarte a cometer errores. Usar un lenguaje de libro muy sofisticado puede hacer que tu público se distancie, a menos que estés hablando con un grupo de escritores. Además, un lenguaje sencillo (aunque no tosco) eliminara los malentendidos, debes recordar que las personas a menudo perciben las mismas cosas o situaciones de manera diferente. El hecho de que algo sea obvio para ti no significa que también lo sea para los demás. Sólo cuando estés muy entrenado y seguro de ti mismo puedes empezar a hacer discursos más complicados, pero la regla es siempre la misma, mejor corto que largo.


Contagia tu entusiasmo

Habla claramente sobre lo que te importa, muestra pasión por lo que haces y enfatiza tu compromiso e interés en el tema. El entusiasmo del público es la principal medida de tu éxito. Tu dinamismo y actitud deberán ser contagiosos.


Sé consistente

Asegúrate de que tu comportamiento, tu apariencia, tu forma de hablar y todo lo demás estén armoniosamente conectados y relacionados entre sí, creando una imagen coherente y muy clara sobre ti. Un buen contenido en un envase atractivo se vende mejor.

Los ejercicios para hablar en público anteriores son la base del éxito en cualquier tipo de presentaciones. Si practicas estas reglas con dedicación estarás más cerca de perder el miedo a hablar en público.

Deja un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente